Maquinaría de Hostelería: 

Leasing vs Renting


Hay muchas opciones disponibles para adquirir la maquinaría de cocina: comprarla nueva, de segunda mano o financiarla. Esta última opción es la más interesante ya que te permite ir pagando a medida que tu negocio va creciendo. Además, al no pagar por adelantado, tendrás mucha más liquidez al iniciar tu negocio, que es cuando más se necesita. Las dos principales formas de financiar son leasing y renting. Vamos a ver las diferencias. 

En términos generales, se podría decir que el leasing es una compra a plazos mientras que el renting es más parecido a un alquiler. Esto implica que en el leasing, tú serás el responsable de todos los gastos asociados al mantenimiento, instalación y reparaciones de la maquinaria, ya que serías el dueño. En el renting, en cambio, todos estos costes vienen incluídos en el precio. ¿Esto significa que el precio será más caro? En algunos casos sí, pero no necesariamente. Esto va a depender de la empresa que contrates. 

Las financieras suelen tener generalmente más intereses y ofrecen menor cobertura, por lo que sus ofertas son más de tipo leasing. Las empresas especializadas en maquinaria de hostelería suelen ofrecer un servicio mucho más integral, es decir, más parecido al renting, y en el caso de Rentastic también a un precio menor. 


Comentarios

Contribuir

¿Quieres actualizaciones de Rentastic en tu bandeja de entrada?

Regístate para ser el primero en enterarte